Relato Juevero




Esta convocatoria no pudo quedar más indicada, les hablaré de Ek chuah, dios maya con tres asignaciones: guerra, comercio y cacao.


Portabilidad Divina


El viento sopló lenta y epicamente en su rostro ondeando su cabello, su mirada como un lince se fijaba en su objetivo mientras tensaba cada uno de sus músculos sintiendo que la adrenalina comenzaba a correr en su cuerpo ante el enfrentamiento inminente con ese acérrimo e imponente rival.

Él era Ek chuah, señor de la guerra.

— Si buenas tardes mi nombre es Ek Chuah y me estoy comunicando del centro telefónico a clientes de telcel, disculpe ¿tengo el gusto con el señor Josue Canek?— declaró con un tanto peculiar y cantarino acento mientras daba una mordida al chocolate en su mano, sonreía con grandes ojos y esperaba respuesta.

— ¡Me han hablado ya treinta veces hoy desde las dos de la mañana no me quiero cambiar!—espetó el hombre exagerando para luego colgar.

Sin ofuscarse Ek observó el icono de remarcado en la aplicación de llamadas sobre la pantalla del monitor, entre sus atributos divinos regía sobre los comerciantes, si alguien podía vender, sería él.

Lo accionó.

— Si buenas tardes mi nombre es Ek Chuah y me estoy comunicando del centro telefónico a clientes de telcel disculpe ¿tengo el gusto con el señor Josué Canek?—preguntó de nuevo haciendo esa sonrisa ingenua aunque no lo viera.

Como un león acorralado el usuario del otro lado del auricular rugió varias ocasiones, gritando de frustración ante la enésima llamada de portabilidad que le hacían.

— Caballero es que no le hemos hablado de los beneficios en tarifas y no mencionemos la cobertura que le permitirá hablar ¡a todo México desde cualquier lugar!.—agregó como si le hubieran respondido de una manera coherente.

La persona dio un nuevo rugido casi ahogandose en su rabia y colgó.

Ek Chuah exhaló, materializó en su mano derecha un nuevo chocolate, se lo metió entero a la boca, acomodó su diadema auricular, tronó sus dedos y respiró profundo.

Remarcó.

— Si buenas tardes mi nombre es Ek Chuah y me estoy comunicando del centro tele

...

— ¡Ya! ¡ya maldición! ...¡basta!....me cambiaré...—declaró resignado.

Ek Chuah sonrió satisfecho para si mismo.

— Muy bien señor solo ocupamos unos pocos datos y su tramite estará listo, su nombre completo, ciclo solar, año y fecha del día de cuando le pusieron la vacuna del sarampión, su personaje favorito en kimetsu no yaiba, cual es su starter en pokémon, sus dos naturalezas de chackra y los mismos datos de dos ultimas vidas pasadas...

— Si, si...te lo paso, pero ¿con esto ya me vas a dejar de marcar verdad?

— Por supuesto— respondió Chuah, se reclinó en la silla, materializó y devoró otro chocolate silenciando la llamada— Aun tienes el toque Chuah, aún lo tienes— concluyó el dios.




Dedicado a mis amigos y compañeros con los que trabajé en explora comunicaciones, no importa el área, nos gritaron juntos.





Comentarios

  1. ¡Ja,ja,ja! Muero con esto "si alguien vende tengo que ser yo". Me hace pensar en el trabajo xD

    Muy interesante y divertido ¡Los requisitos! Poco más y no pude sangre de una virgen y un trozo de las siete maravillas.

    ¡Gracias por sumarte!

    ¡Un abrazo!

    ResponderBorrar
  2. Muy divertido este Dios de la guerra, etc, maya como Operador telefónico. Jajaja. Insistente como ninguno y muy persiasivo jsjaja. Saludos

    ResponderBorrar
  3. Es toda una odisea eso de las llamadas que te quieren vender algo y si alguien puede hacerlo es eld ios de la guerra con esa paciencia que vez a saber de donde sale, quizás del "chocolate"

    Un abarzao

    ResponderBorrar
  4. Desde luego me has echo reir con esa repetición de Si buenas tardes mi nombre es Ek Chuah y me estoy comunicando del centro tele... Sin duda esos dioses saben divertirse. Un saludo y muy feliz fin de semana.

    ResponderBorrar
  5. Santa paciencia, para unos y otros… Los unos porque es su trabajo y aguantan las muchas y distintas respuestas del otro lado, y los otros, porque hay veces que meterían el móvil bajo tierra.

    Muy bueno y actual; aun cuando en este caso los dioses no están al teléfono (o quizá sí) 😅 Y el chocolate que no falte 😏

    Un placer leerte.

    Abrazos.

    ResponderBorrar
  6. Confinados en los telecentros, dioses que se colman de aburrimiento!
    Buenísimo!
    Saludos

    ResponderBorrar
  7. No es fácil decir que no a un dios, con esa triple especialidad. Y menos sostener esa negativa.
    }Bien contado,

    ResponderBorrar
  8. Jajajajaja... Que buenísimo! Este dios era dorado en una telenovela que veía en mis tiempos mozos! :)
    Que risa imaginando la escena y es que que levante la mano quien no ha hablado un poco alto a esos comerciales de comunicaciones que llaman a la hora de la siesta... Jajajaja... Te sigo!

    ResponderBorrar
  9. muy bueno el dios con sustres especialidades, y genial la frase final autocomplaciente. imagino su cara al pronunciarlo. Si vuelves a hablar con él, coméntale que una caja de chocolatinas acompañando a la factura mnsual, como incentivo para la portabilidad, haria estragos, sobre todo entre las feminas. me ha gustado mucho tambiebn el homenaje a los compañeros de batalla
    saludosss

    ResponderBorrar
  10. Tan original como conocido, a esos senõres de las guerras de llas ventas todos alguna vez nos hemos topado telefonicamente al menos. Buen aporte para este reto especial

    ResponderBorrar
  11. Al ver que era el dios del comercio, del cacao y de la guerra pensé que el relato iría por otros derroteros, aunque el título ya daba una pista. Muy original y real como la vida misma.
    Por cierto, me puedo vanagloriar de, a pesar de todo, no haber chillado nunca a un operador.
    Un abrazo

    ResponderBorrar
  12. No conocía a este dios pero su sentido del humor me encantó.

    ResponderBorrar
  13. Jajajajaja no inventes está buenísimo!!!
    Muchos tenemos el Dios de Ek Chuah dentro hahaha buenísimo amigo felicidades!!
    Compartiending con los de la otra plantilla hahah

    ResponderBorrar
  14. Jajsja que divertido tu relato,me sacaste sonrisas.

    Besos.

    ResponderBorrar
  15. Muy imaginativo, y divertido, perfecto.

    Un abrazo

    ResponderBorrar
  16. ¡Me ha encantado!

    JAJAJAJA es buenisimo, por que es literalmente como pasa, las compañias telefonicas son un grano en el c** pero siempre terminan saliendose con la suya.
    Original, ingenioso y me has sacado varias carcajadas.

    Saludos y besos.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas populares